,

Taller Aprender a Elegir en TAIZÈ

Este verano asistí al Taller/Workshop "Aprender a Elegir" que me ayudó mucho:

El taller era una de las actividades del Centro Ecuménico de Taizè (Francia), para él que no lo conozca recomiendo ver este video, un sitio precioso:



Lo primero que se nos dijo es que eligiéramos la opción que pensabamos que significaba ELEGIR.

1. No elegir es seguir siendo libre.
2. Elegir es arriesgar
3. Elegir es renunciar
4. Elegir es cerrar puertas
5. Elegir es vivir
6. Mis elecciones sólo me incumben a mí
7. Tengo miedo a equivocarme
8. Prefiero no elegir
9. Yo prefiero que la gente elija por mí
10. Tomarse la Vida como te viene

Una vez hecho esto vimos un caso práctico por grupos. Y al final nos dieron estos 5 puntos como conclusión para la toma de decisiones.



Fases en la toma de decisiones:
1. aclara la cuestión
-Formular bien la cuestión: debe ser simple, formulada en forma de alternativa (una pregunta a la que se pueda responder con Si o con NO)

-Recoger todas las informaciones necesarias para poder decidir con "conocimiento de causa"

-Pedirle a Dios que me permita vivir este discernimiento con libertad interior y con disponibilidad hacia aquello que resulte lo mejor.


2. Los dos lados de la alternativa


a) las razones "contra": son las razones para decir "no"
-tiempo de reflexión personal. Oración.
-Anoto las razones "contra"

b) las razones "por": son las razones para decir "si"
-Tiempo de reflexión personal. Oración.
-Anotor las razones "por"

3.  Tiempo personal para "pesar"  las razones y escuchar los "movimientos interiores"
-"Pesar" las razones: no es el número de razones el que inclina la balanza hacia uno u otro lado sino el peso de cada una. Distinguir las razones importantes de las razones menores.

-Anotar aquello que se ha "movido" en mí: los puntos en los que ha habido un desplazamiento con respecto a mi posición inicial. los puntos que se han confirmado.

-Ver a que lado se inclina la balanza

4. El tiempo de la decisión

-Comprometo ahora mi libertad tomando mi decisión. Sé que al elegir una de las alternativas, renuncio a la otra.

-Si no consigo  zanjar es que o bien mi decisión no está madura y que debo abstenerme de momento o bien hay en mí un conflicto del que no podré salir si la ayuda de alguien a quien hablar.

5. El momento de la Confirmación
Le ofrezco al Señor mi decisión para que la confirme.

-A través de un sentimiento de paz, de certeza que me da confianza y aliente para emprender lo que he decidido.

- A través de la confirmación de alguién a quien le he hablado de esta elección (alguien cercano pero desinteresado con respecto al resultado)

Sólo entonces pongo en marcha la decisión que he tomado.

Y eso es todo.. CORAGGIO! con tu Elección!

0 comentarios:

Publicar un comentario